Hermana  Cristina
Inicio | Mapa del Web | Contacto

 

La Hermana Cristina, amaba entrañablemente a su familia, amaba a todos.

Se preocupaba de sus necesidades, sentía y llevaba sus enfermedades y sufrimientos; pero, sobre todo, no perdía ocasión de atraerlos hacia su Dios. Con esa gracia especial y en su "lenguaje rudo", como ella decía, les da apropiados consejos, les anima a la frecuencia de los sacramentos, les enseña a orar; a veces con oraciones que compone para ellos. Los quiere y ama para Dios.

En 1933, escribía a su querida sobrinita, Cristina de los Reyes Sánchez, una carta larga a la que puso por título: "CARTILLA PARA APRENDER A HACER ORACIÓN" y le decía:

 
"Quiero que aprendas a hacer oración, a hablar con Dios, con nuestro Señor...
No es para que la guardes, sino para que la leas muy a menudo,
y que enseñes a tus hermanitos…
No te asuste el nombre de oración, no te creas
que la oración es solo para los religiosos, es para todo cristiano,
le falta la vida si no hace oración".

© Web Oficial de la Hermana María Cristina de Jesús Sacramentado. Carmelitas Descalzas de San Fernando, Cádiz. España