Hermana Cristina
Inicio | Mapa del Web | Contacto

Consejos a su familia

8.1.1935

Pido mucho por vosotros para que sepáis llevar con paciencia la pobreza y cruces de esta vida que pasa muy pronto, dentro de nada si somos buenos, gozaremos reunidos para siempre; allí, allí, allí ya no seremos pobres sino muy ricos y eternamente.

 

Sobre la comunión.

8.5.1948

Hacedlo con ese amor y ese fervor que da la vida, la Eucaristía, Pan de Vida. Lo mismo que se come el pan material, o la comida, que se siente la fuerza y la fortaleza sin saber por donde viene; pues, que diferencia tan grande, no tiene el pan eucarístico que es nuestro Señor Jesús! su propia carne, comida de vida, fortaleza de los débiles. Yo os digo queridísimos hermanos, que si se frecuentara más este divino Sacramento, acercándose a su santa Mesa, el mundo sería otra cosa. Las criaturas tienen y reciben lo que ellas mismas se buscan. Buscan a Dios, tienen a Dios, buscan otra cosa, tienen otra cosa, con que en la mano está nuestra salvación, la gracia divina nunca nos falta.

 

1.1.1949

Te ruego que seas muy agradecido y des muchas, muchas gracias a Dios de tantos beneficios recibidos no te vaya a pasar que no te acuerdes de Santa Bárbara hasta que no truena! Cuando llegan los momentos críticos y las ocasiones que la vida ofrece, y hay que tragarla... son los lamentos, los movimientos de cabeza y decir ¡qué desgraciado soy Madre mía!. Porque ese dicho o frase del mundo como le queramos llamar que tan corriente es y tan extendido está de decir ¡Qué desgraciado soy o qué desgraciados somos! porque la desgracia no está en la pobreza sino está en no tener conocimiento de Dios y alejarse de Dios. Con que cuídate y ándate con cuidadito y no dejes al Médico Divino. Confesando y comulgando a menudo.

 

 

San Fernando 13.2.1956

Viva mi Jesús Sacramentado.

Mis queridísimos, mis queridísimos, mis queridísimos sobrinos: El Sagrado corazón de Jesús y de María reinen en sus almas. Todos los días deseando de escribirles; pero en el Sagrario les tengo unas CONFERENCIAS LARGUÍSIMAS todos los días porque en esta central no cortan el fluido, al contrario mientras más tiempo se está más quiere este Maestro Divino; allí está deseando que se le pida. Él dice pedid y recibiréis; llamad y se os abrirá (...) deseo que estén metidos en la Llaga Divina de Sagrado Corazón de Jesús y de allí salgan hechos unas esponjillas de Amor Divino.

 

 

Mis queridísimos hermanos: El Sagrado Corazón de Jesús reine en sus almas.

Mis queridísimos hermanos; siempre queriendo escribirles, pero me ha sido imposible, se van pasando los días como soplos. Nunca se me olvidan, siempre tengo presentes a mis hermanitos, que sean muy santos y muy buenos.

Ahora entra el Santo tiempo de Cuaresma, tiempo de salud para el alma, no solamente para los religiosos, sino también para todos los cristianos en el mundo. Pero todavía más para el pobre artesano como nuestro Jesús estuvo en la tierra. Pero mejor dicho para ti, te digo para ti porque te gusta tanto estar en la casa trabajando; con muy poquito esfuerzo, o ninguno, ese tu trabajo se lo ofreces a Jesús, y con el corazón decir: Jesús mío todo para ti; verás como nuestro Dios te sale al encuentro. Nada más que quiere nuestro Jesús, nuestro deseo y ofreciéndole tus trabajos y tu pequeña casa; más pequeña era la de nuestro Jesús, y era el cielo en la tierra, donde está Jesús, está el cielo. Procurad confesar y comulgar todos. Que no lo deje ninguno de hacer (...) Lo que aquí no parece nada en la otra vida es muy grande, no sabemos el momento en que nuestro Señor puede llamar, con que espabílate.

Mira que te habla no una hermana, sino como si fuera tu madre, mira que en este mundo todo se desmorona, aquí no existe nada, tarde o temprano todo desaparece lo único que queda son las buenas obras. Con que adiós queridísimos hermanos, perdonadme por todo, pero ahí va estampado el corazón de una hermana que quiere que todos sean santos como nuestro Padre celestial nos quiere a todos.

Un abrazo muy fuerte a todos mis niños y a mis hermanos que tanto los quiero y deseo estén metidos en la llaga divina del Sagrado Corazón de Jesús.

Hna. Mª Cristina de Jesús Sacramentado

 

 

Mis queridísimos, mis queridísimos, mis queridísimos hermanos y sobrinos. El Sagrado corazón de Jesús y de María reine en sus almas. Deseo que al recibir esta se hallen en un estado de salud como nunca lo hayan conocido. ¿Se acordarán de aquel día?.

Recibí tu carta y quedo enterada de todo ... ¿Cómo fue ese golpe hijo mío?. ¡Ya pasarías dolor! cuánto habrás sufrido. Cuéntame cómo sigues (...) cuánto me he alegrado por lo que me dices ¿ves hija mía? cómo la Providencia Divina el Sagrado Corazón de Jesús y la Virgen de la Cinta lo ves no estás viendo su protección?.

Entra la Santa Cuaresma, tiempo de salud, tiempo de reparación y tiempo de reconciliarse con Dios, de hacer un recorrido de su vida desde que tuvieron uso de razón, como todo cristiano y como gracias a Dios lo son, es muy poquita cosa la que nos exige y la que nos manda. No quedarse ninguno sin misa, días festivos y fiestas de guardar, por necesidad y cumplimiento que haya (Hay un refrán que dice más hace el que quiere que el que puede). Te voy a poner un caso, si hay algún caso en la familia urgente lo dejamos todo y acudimos a él, ¿por qué?, porque nos corre la sangre por las venas: Pues más nos corre Nuestro Señor Jesucristo que nos ha dado el ser que tenemos, que a cada momento nos está sosteniendo y dando su protección. En ustedes no puede entrar ni por el pensamiento esta palabra ¡Qué desgraciados somos! Mirar atrás y verán a los demás... (Aquí cabe este otro refrán. Mal de muchos consuelo de tontos). Fíjese si los justos caen siete veces al día, qué será la flaqueza de nosotros la ruindad que somos y el barro de que estamos compuestos. Con que hijos míos esto es para toda la familia… procurad confesar y comulgar todos en este tiempo.

 
Hermana Cristina
Hermana Cristina
Hermana Cristina
Hermana Cristina

 

© Web Oficial de la Hermana María Cristina de Jesús Sacramentado. Carmelitas Descalzas de San Fernando, Cádiz. España